COACHES

Juan Pedro Abaroa Diep “Pete”

PERSEVERANCIA, LOCURA, PASIÓN

Nunca me imaginé esto, pues nunca sobresalí por ser un gran deportista o un gran atleta. La gente me buscó y yo creí en el sueño.

A mis 21 años comencé un viaje que nunca imaginé el alcance que tendría. Conocer la calistenia me cambió la vida, una apuesta que hice con un amigo me llevó a clavarme con un programa, al cabo de un año, después de seguir entrenando, unos amigos de mi hermano me pidieron ayuda. Empecé a entrenarlos y poco tiempo después se unió más gente, personas que no conocía se volvieron mis alumnos (amigos) y me preguntaron por el nombre del gimnasio, pregunta a la que no encontré respuesta.

Esa noche pensé en cómo se llamaría nuestro gimnasio, y empecé a creer en algo que nunca pensé conseguir...un motivo de vida.
Siendo así el gimnasio siguió creciendo, y gente siguió inscribiéndose.
Las personas han confiado en mí, más de lo que yo mismo confiaba en mi y vieron a una persona que yo nunca creí ser.

Erimiá salvó mi vida, y espero poderlo compartir con la mayor cantidad de gente posible.

Pedro Abaroa Sordo

CREATIVIDAD, ESFUERZO, DEDICACIÓN

IMG_8684.JPG

Mi primera experiencia en Erimiá fue una clase en la que casi me muero del cansancio. Eso fue cuando tenía entre 14 años. Pasé mucho tiempo yendo en las tardes al gimnasio y cada vez noté una mejoría en mi rendimiento. Tomaron pocos meses para que me volviera más hábil al hacer los ejercicios y empecé a destacar entre conocidos.

Llegó el punto en el que ayudé a dar algunas clases hasta que tuve una clase fija de la que me encargaba, fue un cambio rápido pero me convertí en un coach de Erimia. Cada vez completaba más objetivos y me volvía más y más fuerte.

El gimnasio me ayudó a desarrollarme en muchas áreas y también me ayudó a conocer a mucha gente. Es una relación única la que uno tiene con sus compañeros de gimnasio y aún más siendo su coach. Aprendes y te interesas por tus alumnos para apoyarlos a cumplir, no solo sus metas como atletas, sino como personas. Confío que como me pasó a mí, también le ha

pasado a muchas personas en el gimnasio, el tener un cambio importante, pero sobretodo la experiencia de trabajar en tu persona para volverte cada día mejor.

Rodrigo Guizar

MINDSET + DISCIPLINE + HARD WORK = RESULTS

IMG_8682_edited.jpg

A mi Erimiá me ha dado un espacio para ser libre. Soy libre de lo que en ese momento esté viviendo, soy libre de la situación en la que me encuentro y soy libre en un tiempo para estar conmigo mismo haciendo lo que disfruto.
Cuando yo entré a Erimiá llevaba un tiempo sin hacer ninguna actividad física constante, empecé a entrenar en este gimnasio de calistenia y comencé a ganar cosas que no recordaba que el ejercicio aportaba a tu vida, no solamente mejorar en el rendimiento físico, me ayudó también a sobrellevar un momento difícil en mi vida, haciéndome cambiar la energía negativa del momento usándola para algo positivo.

Hoy en día no puedo pensar en dejar el ejercicio pues es un pilar fundamental que ahora soporta mi vida y mucho menos alejarme de Erimiá, que se ha convertido en mi segunda familia y segunda casa.

Eduardo de la Canal

CONCENTRACIÓN, CONFIANZA, CONTROL, COMPROMISO

IMG_8680.JPG

Yo llegué Erimiá porque mi primo me invitó y necesitaba bajar de peso. Al principio me costó trabajo ser constante pero cuando empecé a ver resultados  en mi cuerpo y a sentirme mejor cada día, no pude parar. Fue como una bolita de nieve que fue creciendo y creciendo, primero mi físico y luego mi mente empezaron a mejorar, finalmente una pasión apareció y se volvió el camino que quiero seguir y disfruto cada paso que doy. Durante todo este proceso fui conociendo a mí coach y a mis compañeros de barras, de los que aprendo cada día algo nuevo y ahora se han convertido en mis amigos y familia.

En resumen Erimiá me ha dado una comunidad que siempre está ahí para apoyarme y una pasión que me da vitalidad, felicidad y vida cada día.

Daniel Calleja

CONSTANCIA, LEALTAD, DIVERSIÓN

cll.jpg

Llegué a Erimia sin saber qué era calistenia, no me gustaba hacer ejercicio y sólo fui a la clase de prueba porque era el gimnasio de mi amigo, para apoyarlo. Desde la primera clase me encantó lo que es la calistenia y me identifiqué tanto con la filosofía de Erimiá que llevo aquí más de 2 años.

Erimiá no sólo me hace verme y sentirme bien, también me impulsa a crecer como persona, a no rendirme hasta lograr mis objetivos y me hace muy feliz. Convertirme en coach me llena de orgullo y me encanta poder ayudar a que los demás también encuentren en Erimiá su mejor versión.

Javier Labrador

MOTIVACIÓN, ESFUERZO, PERSEVERANCIA

IMG_8957.JPG

Erimiá llegó a mi vida en Julio del 2017, siendo algo totalmente nuevo y algo que no conocía, pero confiando en mi amigo, que también es mi coach, Juan Pedro Abaroa.

Erimiá cambio mi vida. Gracias a Erimiá soy una persona que confía en sí mismo, me hace sentir seguro, es algo en lo que soy bueno y estoy extremadamente contento con los resultados y los logros que he conseguido. Erimiá no es cualquier gym, es un lugar donde la gente se llega a conocer, se apoya y crece al mismo tiempo; todos se ayudan a conseguir y alcanzar sus metas.

Ser parte de Erimiá es ser parte de una familia, ya que te ayuda a resolver cualquier tipo de problema que tengas, es un lugar donde te puedes desconectar de todo y disfrutar lo que estás haciendo (excepto pierna).

Hoy en día soy coach de Erimiá y me hace el más feliz ser parte de este proyecto y de esta familia.

Mis únicos consejos son:
Nunca te rindas, por que todo se puede. Siempre pon tu mayor esfuerzo. Paciencia, todo toma su tiempo.

Diego Jacobi

DISCIPLINA, CONSTANCIA, DIVERSIÓN

IMG_8960.JPG

Conocí Erimiá hace poco tiempo, por una amiga que entrena ahí. Yo le conté que estaba buscando certificarme en calistenia, pues tenía muchas ganas de aprender más de esta disciplina y eventualmente dar clases! Así que me invitó a una clase y ahí platiqué con Pete y le comenté mis planes. Él desde el primer día me dijo que Erimiá estaba en proceso de crecimiento y que él podría ayudarme con el certificado y también ayudarme a dar clases!.

Actualmente, es por mucho lo que más disfruto de mis días, ir a dar clases y también poder tomarlas, ¡Me encanta! He aprendido muchísimo y al mismo tiempo nos la pasamos todos increíble!