Tu vida mejora con la calistenia

Hacer ejercicio tiene muchos beneficios al cuerpo, tanto de manera física como mental y es por eso que hacer actividad física es una de las cosas a las que más peso se le da para tener una vida balanceada y saludable. Hoy te vamos a platicar los principales beneficios que obtenemos al realizar calistenia:

1. Aumenta el autoestima

Cuando empezamos a realizar actividad física nos hacemos conscientes de todo lo que nuestro cuerpo es capaz de hacer, por lo que nos empezamos a poner retos, como posturas, hacer un hand stand, sacar la muscle-up, pull up, human flag, etc. Cuando logramos cumplir nuestros objetivos nos sentimos fuertes y bien con nosotros mismos.

2. Trabajamos la mente

Todo mundo habla de cuánto desgaste físico hay al momento de hacer ejercicio y de la forma en la que trabajamos los músculos, lo cual es cierto. Sin embargo, al hacer ejercicio también trabajamos nuestra mente, ya que a veces vamos más allá del dolor y cansancio para seguir sacando esa última serie o repetición. Y es en esos momentos donde la mente domina al cuerpo y cumplimos nuestros objetivos, volviéndonos más fuertes ante la adversidad.

3. Mejoramos nuestra forma física y rendimiento

Cuando empezamos a realizar ejercicio, como la calistenia, podemos ver cambios en nuestra apariencia: ganamos más fuerza, se tonifican los músculos, perdemos grasa, nos sentimos más ágiles y hábiles. Esto nos da un gran sentimiento de satisfacción con nosotros mismos porque sabemos que estamos creando nuestra mejor versión todos los días.

4. Ayuda a controlar el estrés

Uno de los mayores beneficios de hacer calistenia es que producimos endorfinas, “neurotansmisor de felicidad”, y disminuyen nuestros niveles de cortisol, “hormona del estrés”. Esto pasa por que al momento de realizar ejercicio se despeja la mente y todos los órganos del cuerpo empiezan a funcionar de manera diferente a la habitual, el corazón bombea más sangre, los pulmones reciben más oxígeno, los músculos se contraen y el cerebro libera endorfinas, las cuales nos dan esa sensación de alivio y energía al acabar de entrenar.

Hacer deportes como la calistenia, escalar, correr, nadar y bici nos pueden traer muchos beneficios para la salud, tanto física y mentalmente. Y los más importante, es que te vas a poder superar a ti mismo en cada entrenamiento o ida a escalar, porque si algo nos enseña el deporte es que siempre se puede ser mejor y dar más. ¡Que esperas para crear tu mejor versión!

Por nutrióloga Maria Abaroa  Diep